Desde 1983 D. Francisco Fernández Martín junto con su esposa Dª Saladina Ponte Araujo, trabajaron muy duro para levantar una pequeña empresa familiar y convertirse en lo que hoy día es una referencia en la hostelería de Salamanca.
El destino nos jugó una mala pasada y quiso que Paco, que era como le conocían amigos y clientes, nos dejara, quedando al frente su esposa, que sin ánimo de rendirse continuó al frente de este proyecto, pero ahora con las inestimable colaboración de sus yernos Ángel Martín, Alberto Crego y David Mínguez que con su buen hacer logran que este lugar siga siendo único.

Nuestra Carta

CONTACTO

923 25 88 19